Inicio Empresas y Negocios Aparentemente Volkswagen tiene un mini-Golf en camino

Aparentemente Volkswagen tiene un mini-Golf en camino

Aparentemente Volkswagen tiene un mini-Golf en camino

El Volkswagen Golf original llegó al mercado en los años 80 siendo un vehículo utilitario de tamaño ajustado, práctico y económico. Poco duró esta receta, porque ya no es un turismo hecho para “el pueblo”, siendo un coche caro. También ha crecido mucho en tamaño, aunque esto es algo común en todos las marcas y modelos.

Desde Alemania, concretamente desde Autobild, sugieren que un hermano pequeño podría llegar próximamente, algo así como un mini-Golf, aunque el medio alemán lo califica como “Volkswagen Golf light”. La pregunta es: ¿Tendría sentido un Golf en formato contenido hoy en día? Recordamos que el Polo es un auténtico éxito en ventas desde hace muchos, muchos años.

Si algo gustó especialmente de las dos primeras generaciones del Volkswagen Golf fue su precio asumible, la economía de uso y sus dimensiones contenidas. Con este mini-Golf que parece estar en camino, la marca del “coche del pueblo” podría volver a rescatar ese tipo de vehículo tan interesante e inteligente. Sí, inteligente, porque no siempre es necesario un coche de 4,4 metros y 400 litros de baúl.

Aunque no hay ninguna afirmación por parte de la compañía, este producto, entendemos, tendría un tamaño bastante inferior al del Volkswagen Polo, para así evitar canibalizaciones internas. Podría tratarse de un sucesor del Volkswagen up!, recurriendo a una estética similar a la del Golf. ¿No será que el up! finalmente sí tendrá un relevo generacional? Quién sabe…

Si la marca alemana supiera venderlo realmente como un mini-Golf, escalando la estética del modelo compacto y poniendo un precio de venta interesante, creo que Volkswagen podría dar en el mismo clavo que hace 30 años. Sería un coche con un diseño más que popularizado, no muy caro, con un bajo coste por uso, ligero, ideal para trayectos urbanos…

Creo que, si Volkswagen se anima finalmente, podría hacerlo de dos formas. O bien crear un urbano para el segmento A bastante premium y con buena parte de las últimas tecnologías llegadas al mercado; o bien buscar un gran ahorro de precio con los equipamientos justos, sin necesidad de ofrecer unas altas calidades de todo tipo, multitud de pantallas o grandes lujos. A mi forma de ver, la segunda opción es la más interesante.

Fuente: Actualidad Motor