Inicio Lanzamientos El canto del cisne del Honda S660 llega en forma de versión...

El canto del cisne del Honda S660 llega en forma de versión especial

Honda S660

Puede que muchos no conozcáis al Honda S660 pero de él ya os hemos hablado en Actualidad Motor. Este kei car japonés es uno de los más interesantes de cuantos hay a la venta en el país del sol naciente. A ello hay que sumar la exclusividad y deportividad que desprende el diseño de su carrocería. Para hacernos una idea, el único modelo que se le puede parecer en Europa, obviando la diferencia de potencia, sería el radical y exótico Lotus Elise.

La última vez que tuvimos noticias del Honda S660 fue cuando recibió el último restyling. Desde entonces su vida comercial se ha mantenido más o menos estable, hasta ahora. Según ha anunciado la firma, su producción llegará a término en 2022. Las razones para tomar esta decisión no han sido comunicados, pero no hay que ser un lince para entender qué es lo que pasa. Por ello, para despedirlo ponen a la venta la versión especial Modulo X Version Z.

El Honda S660 abandonará el mercado en marzo de 2022

Teniendo en cuenta lo exótico del Honda S660 os explicaremos qué tiene de especial esta versión Modulo X Version Z. Si os fijáis en las fotos distribuidas veréis que su diseño cuenta con elementos exclusivos inspirados en otro modelo icónico de la marca. Nos referimos al NSX, uno de los superdeportivos más exclusivos del mundo. Este hecho se ve en el diseño de las llantas de aleación, el alerón, las ópticas LED o el color que viste su carrocería.

De puertas adentro el Honda S660 Modulo X Version Z también cuenta con detalles de diseño exclusivos de esta versión. En primer lugar hay que mencionar la combinación de materiales y texturas para la tapicería que viste los asientos. Estos, como era de esperar, son deportivos e integran los reposacabezas en el conjunto. Los paneles de las puertas y el salpicadero también se benefician de ella, ofreciendo una imagen más deportiva y lujosa.

Para que sepamos ante qué versión estamos, la marca ha repartido varias placas identificativas. La más destacada está entre los asientos aunque tampoco podemos obviar el logo bordado del respaldo de los asientos. Donde no hay, ni habrá, cambios es en el apartado mecánico. Al ser un kei car, debe ceñirse a las estrictas normas que dicta Japón. Por ello, bajo su capó hay un bloque de 658 centímetros cúbicos.

A diferencia de otros rivales, el motor tres cilindros cuenta con turbo, lo que le ayuda a ofrecer una potencia de 47 kW (64 CV). Para su gestión se mantiene la transmisión manual de 6 relaciones, una rara avis entre los kei car. De su precio mejor no hablar y menos de la posibilidad de que llegue a Europa. Con todo, esperamos que Honda lo mantenga con vida, aunque sea con un tren motriz eléctrico.

Fuente: Actualidad Motor

Suscribite a nuestro Newsletter

Regístrate para recibir nuestro contenido en tu bandeja de entrada todos los días.