Inicio Lanzamientos El Mercedes-Benz GLE Coupé se renueva

El Mercedes-Benz GLE Coupé se renueva

El Mercedes-Benz GLE Coupé se renueva

Dentro de unas semanas, en el Salón del Automóvil de Frankfurt, Mercedes-Benz presentará la renovación de su GLE Coupé, un año después de actualizar por completo el GLE convencional. Además, también mostrará la versión AMG de acceso, el GLE 53 4Matic+ Coupé.

El nuevo Mercedes-Benz GLE Coupé se pone al día como su hermano y estrena tanto diseño como tecnología. Se fabrica también en la factoría de Tuscaloosa, en Alabama (Estados Unidos), de donde salen tanto el GLE como el GLS. Cabe apuntar que a día de hoy los SUV ya suponen un tercio de las ventas de Mercedes-Benz a nivel global.

Este todocamino de grandes dimensiones y con aires de SUV es 3,9 centímetros más largo que su predecesor y también 7 milímetros más ancho, para un total de 4,94 metros de largo y 2,01 metros de ancho. Aunque su batalla ha crecido en 2 centímetros, sigue siendo 6 centímetros inferior a la del GLE normal.

En el momento de lanzamiento estará disponible con dos motores diésel de seis cilindros, 350 d y 400 d, y con un único naftero, que será el GLE 53 de Mercedes-AMG. Más adelante también llegará una versión híbrida enchufable, aunque de momento no se sabe cuándo.

En un principio la gama estará compuesta por dos motores turbodiésel de seis cilindros en línea (OM 656) y 3.0 litros de cilindrada, con una potencia de 272 CV y un par de 600 Nm en el caso del 350 d 4Matic, y de 330 CV y 700 Nm en el 400 d 4Matic. Ambos anuncian un consumo medio de entre 7,5 y 8 litros, y son Euro 6d gracias a un doble sistema SCR.

En ambos casos la transmisión es una 9G-Tronic automática de nueve marchas, asociada a la tracción total 4Matic. La suspensión de serie es mecánica, aunque en opción está disponible la neumática Airmatic autonivelante, así como el E-Active Body Control, que contrarresta los balanceos de carrocería y funciona mediante un sistema eléctrico de 48 voltios.

Diseño renovado
A nivel estético, el GLE Coupé estrena un aspecto algo más refinado que en su generación previa. El frontal está disponible con la parrilla delantera de tipo diamante, a juego con otros coupés de la gama, y luce diversos detalles cromados o faros full LED. Por su parte, las llantas pueden ser de entre 19 y 22 pulgadas, y la zaga cuenta con faros más estilizados y un interesante spoiler.

En el habitáculo hay muchas novedades, como el cuadro de instrumentos digital y el sistema multimedia MBUX con dos pantallas de 12,3 pulgadas, asientos de corte deportivo, superficies forradas en cuero sintético Artico, volante con el aro tapizado en cuero Nappa o un gran asidero en la consola central, que identifica al modelo con el resto de SUV y todoterrenos de la familia.

También hay más espacio para los cinco ocupantes, 35 milímetros extra de espacio para acceder al habitáculo y, según la marca, una mayor visibilidad general hacia el exterior y un total de 40 litros de capacidad de carga repartidos en los diversos espacios portaobjetos. El techo panorámico, por cierto, también es de mayores dimensiones.

El maletero ofrece un volumen de carga de 655 litros, aunque abatiendo los asientos traseros (40:20:40), la capacidad aumenta hasta los 1.790 litros, lo que supone unos 70 litros más que en el modelo saliente. Además, ahora el maletero puede tener más de 2 metros de longitud y una anchura mínima de 1,08 metros. En el caso de equiparse la suspensión neumática, un botón permite rebajar la altura de la boca de carga del maletero en 5 centímetros.

Por último, entre los sistemas de asistencia disponibles destacan el asistente activo de frenada de emergencia, control de crucero adaptativo, asistente activo Stop&Go para tráfico lento en autovía o asistente activo de dirección. El fabricante alemán ha anunciado además que durante 2020 integrará en su nuevo SUV el servicio de música en streaming de Amazon Music.

GLE 53 4Matic+ Coupé, el único gasolina por ahora
El tope de gama, y única opción naftera durante el lanzamiento, es también la versión de acceso a la gama AMG, es decir, el GLE 53 4Matic+ Coupé. En este caso, la estética es bastante más agresiva, y destaca por ejemplo por la parrilla Panamericana del frontal, llantas de 20 pulgadas, detalles cromados, dos salidas dobles de escape o un equipo de frenos más generoso (discos delanteros de 400 mm y traseros de 345 mm).

Esta versión cuenta con un motor 3.0 litros de seis cilindros en línea, sobrealimentado por un turbocompresor y por un compresor eléctrico. Ofrece una potencia de 435 CV y un par máximo de 520 Nm, aunque el motor de arranque y alternador EQ Boost puede ofrecer puntualmente 22 CV y 250 Nm adicionales, además de alimentar el sistema eléctrico de 48 voltios del modelo.

Al bloque de nafta se suman un sistema microhíbrido de 48 voltio, una transmisión AMG Speedshift TCT 9G, la tracción total AMG Performance 4Matic+ y la suspensión neumática AMG Ride Control+ con amortiguadores adaptativos, que cuenta con un sistema electromecánico para evitar los balanceos de la carrocería. Anuncia un 0 a 100 km/h en 5,3 segundos y 250 km/h de punta.

En el habitáculo goza de asientos AMG tapizados con cuero sintético Artico y microfibra Dinamica, cuadro de instrumentos digital, volante AMG de tres radios con levas de aluminio, pedales de acero inoxidable con tacos de goma, distintivos AMG, cinturones de seguridad de color rojo, alfombrillas de color negro o molduras decorativas de fibra de carbono.

Fuente: Motor Pasión