Inicio Empresas y Negocios Luz Valbuena, una mujer en medio de talleres mecánicos

Luz Valbuena, una mujer en medio de talleres mecánicos

Luz Valbuena, una mujer en medio de talleres mecánicos

Quién es la argentina que lidera el equipo de Acubat, una firma que comercializa baterías para autos, motos, camionetas y camiones. Buscan más mujeres para sumarse a la empresa y a la industria. Sostiene que las chicas en los calendarios de los talleres, ya está pasado de moda.


La pandemia produce paralelismos en diversas industrias: las baterías para vehículos tuvieron una gran demanda. Desde marzo, las ventas crecieron un 50% en Acubat, empresa especializada en la venta de este repuesto, con 25 años de trayectoria en el mercado nacional y seis sucursales (cinco en la Ciudad de Buenos Aires y otra en la Provincia). También hacen “delivery” y te llevan e instalan la batería en tu casa.

Detrás de una de las empresas en crecimiento debido al COVID-19 se encuentra Luz Valbuena, quién estudió administración hotelera, se fue a vivir a San Martín de los Andes, y trabajó en el restaurant Caleuche, del complejo de cabañas Paihuén. Cuando su padre falleció volvió a Buenos Aires, y junto a sus hermanos, Ariel y Leandro, se hicieron cargo de Acubat: Luz eligió la gerencia de marketing.

“Nuestro abuelo, Matias “Tito” Valbuena, trabajaba en Varta, cuando tenían la fábrica en la Argentina. Nuestro padre, Julio César Valbuena, siguió sus pasos trabajando desde los 20 años en dicha empresa. En el año 1992 presento su renuncia y comenzó junto al por entonces su socio, su incursión en trabajar en forma independiente, montando su primer local de venta de baterías al público. Este local tuvo un enorme éxito y con el correr de los años fueron creciendo y desarrollándose con más sucursales. Papá falleció en 2011”, cuenta Valbuena.

Acubat es importadora exclusiva de Varta. En Sudamérica, la planta de fabricación se encuentra en Sorocaba (Brasil). El proceso logístico es vía terrestre, la mercadería llega al país por medio de camiones. Las Baterias Moura, son fabricadas en Pernambuco (Brasil) y también cuentan con una planta en Pilar (Buenos Aires). Mientras que Willard y nuestra marca propia, Acubat son de fabricacion nacional. La empresa trabaja todo tipo de baterías, para el uso de moto, monopatines eléctricos, motos eléctricas, juguetes, cuatriciclos, carros de golf, sillas de ruedas, etc.

Una industria para la mujer.

Valbuena viene trabajando la idea de poder incorporar más mujeres al mercado de las baterías y sus talleres. “Teniendo en cuenta que es un mercado súper masculino siempre mi idea fue que las mujeres se sintieran cómodas y confiadas a la hora de venir a cambiar una batería y que no sea una tarea del hombre de la casa por miedo a no ser asesorada o no estar en un lugar limpio y comodo como la mayoría de los talleres.

Los calendarios de mujeres.

Con este escenario, Valbuena sostiene: “paso de moda el taller con el póster pegado de la chica de turno y sin la limpieza necesaria. Le aporte a la empresa un toque de femeneidad y buen gusto, y considerar que el buen servicio no debe estar solo en hoteles, restaurantes sino que todos los locales de lo que sean deben esmerarse para brindarle al cliente la mejor experiencia y que sea un placer en nuestro caso venir a cambiar la bateria de tu auto”.

En la empresa son 26 hombres, y por ahora solo 2 mujeres (una en administracion y Valbuena en Marketing). La idea de la ejecutiva es “convencer” a que se sumen más mujeres y poder seguir mejorarn la inserción de la mujer en industrias antiguamente con cargos gerenciales ocupados por hombres. “Además soy mamá de Benicio, que tiene casi 3 años y trato de conjugar trabajo/mama de la mejor forma adaptandome siempre (es más, acabo de armarle su lugar de juegos en mi oficina porque me quede sin niñera), agrega Valbuena.

“La realidad es que eramos muy chicos pero fuimos creciendo y Acubat acompañó nuestro crecimiento, sabíamos que era necesario capacitarnos para seguir creciendo y empezamos a profesionalizarla. Definimos el nombre de la marca, logos, colores, que antiguamente no había nada. Hoy es totalmente otro Acubat al que dejó mi padre, pero seguramente estaría orgulloso”, concluye.

Suscribite a nuestro Newsletter

Regístrate para recibir nuestro contenido en tu bandeja de entrada todos los días.