Inicio Empresas y Negocios Volvo entregó los primeros camiones autónomos VM para cosecha de caña de...

Volvo entregó los primeros camiones autónomos VM para cosecha de caña de azúcar en Brasil

Volvo entregó los primeros camiones autónomos VM para cosecha de caña de azúcar en Brasil

La marca sueca se convirtió en la primera compañía en hacer la entrega comercial de un camión con tecnología autónoma en el mundo. Se destacan por su altísima precisión de dirección (2,5 cm), lo que reduce las pérdidas por pisoteo de plantaciones y podrán ser utilizados sólo en zonas restringidas al tránsito.


Ya son una realidad, o mejor dicho, ya eran una realidad el año pasado cuando fueron presentados en su fase de pruebas, pero ahora ya se encuentran plenamente operativos y prestando servicio: Volvo entregó siete unidades de su camión con tecnología autónoma que serán utilizados por la empresa Usaçucar para la cosecha de caña de azúcar en Maringá (Paraná, Brasil).

Desarrollados tomando como base el modelo VM por el área de ingeniería avanzada de Brasil y con la colaboración de la casa matriz de Suecia, las unidades cuentan con con un avanzado sistema que permite la operación en modo autoguiado cuando está dentro del cultivo de caña. Durante la cosecha, el vehículo es capaz de “visualizar” de forma virtual las líneas de plantación y seguir solo por ellas, sin la intervención directa del chofer del camión.

“La precisión de 2,5 cm es un número imposible de alcanzar por un conductor. Con eso, reducimos drásticamente las pérdidas por pisoteo de plantines nuevos, uno de los mayores problemas de productividad de nuestro cliente”, destacó al respecto Alan Holzmann, director de planeamiento estratégico de producto de Volvo en América Latina. Esta precisión se logró mediante un sistema de geolocalización que identifica con exactitud el camino a seguir y controla el sistema de dirección.

Estas unidades no prescinden por completo del conductor, ya que requieren que una persona los conduzca hasta las líneas de plantación y al punto de descarga: “Esta tecnología no está diseñada para eliminar el rol del conductor. Al contrario, lo ayudará en su trabajo, aumentando la precisión, la productividad y la seguridad. Funciona como en un avión comercial: el piloto sigue siendo responsable de los despegues y aterrizajes, además de monitorear constantemente el vuelo, incluso cuando el piloto automático está activado. El conductor sigue acompañando y cuidando de todo, incluso cuando el sistema autónomo está conduciendo solo”, explicó Holzmann.

Otra novedad es que Volvo no comercializa las unidades, sino la prestación del servicio: “Podemos compararlo con los servicios de televisión por cable o internet que tenemos en casa. Hay un equipo, pero no pagamos por él sino por el servicio entregado”, ejemplificó Wilson Lirmann, presidente del Grupo para América Latina.

En ese sentido, vale recordar que no es la primera vez que la marca ofrece una solución de este tipo: recientemente, comenzó a operar seis camiones FH autónomos en una mina de Noruega, un servicio en el que se cobra por tonelada entregada. También viene probando su tecnología de conducción autónoma en operaciones de recolección de residuos y prototipos autónomos de buses y equipos de construcción.

Fuente: 16 Valvulas